Paga tu compra en Cuotas con

Paga tu compra en cuotas con Visa. Paga tu compra en cuotas con Mercado Pago.

(011) 4328-3175

(011) 4326-1956

industria@hidroquil.com.ar

Blogvolver

Efectos del Agua con Cloro en la salud

6 de Septiembre 2016

Beber, ducharse o nadar en agua con cloro aumentaría el riesgo de padecer cáncer. La mejor solución es instalar un Filtro de Agua para toda la casa. Actualmente existen alternativas económicas al alcance de cualquiera.

Efectos del Agua con Cloro en la salud

Beber, ducharse o nadar en agua con cloro aumentaría el riesgo de padecer cáncer de vejiga.

Los resultados son los primeros en sugerir que esos químicos pueden ser peligrosos cuando se inhalan o atraviesan la piel, como así también cuando se ingieren, indicó el equipo dirigido por la doctora Cristina M. Villanueva, del Instituto Municipal de Investigación Médica de Barcelona.

Las sustancias químicas que se usan para desinfectar el agua, habitualmente el cloro, pueden producir subproductos relacionados con un aumento del riesgo de cáncer, destacaron los autores.

Los subproductos más frecuentes del uso de cloro, los trihalometanos (THM), pueden ingresar al organismo a través de la piel o por inhalación, agregó el equipo.

Para conocer la relación entre la exposición a los THM y el riesgo de cáncer de vejiga, los investigadores compararon a 1.219 hombres y mujeres con cáncer vesical con 1.271 participantes control libres de enfermedad, y los entrevistaron sobre la exposición al agua con cloro a través de agua potable, piscinas o duchas.

Los autores analizaron además los niveles promedio de THM en el agua en los 123 municipios incluidos en el estudio.

Los autores hallaron que las personas que vivían en casas con un nivel promedio de THM en el agua de más de 49 microgramos por litro tenían el doble de riesgo de desarrollar cáncer de vejiga que aquellos que vivían en hogares que tenían agua con una concentración de THM inferior a 8 microgramos por litro.

Los niveles de THM de unos 50 microgramos por litro son frecuentes en los países industrializados, agregaron los autores.

Los participantes que bebieron agua con cloro tenían un 35 por ciento más de riesgo de desarrollar cáncer de vejiga que los que no la bebieron, mientras que el uso de piscinas elevó ese riesgo un 57 por ciento.

Además, los participantes que disfrutaron de duchas prolongadas en municipios con niveles más altos de THM también tenían más riesgo de cáncer.

Cuando los THM ingresan al organismo a través de la piel o los pulmones, tienen un mayor efecto cancerígeno porque no pasan por el hígado para su desintoxicación.

"Si otro estudio la confirma, esta observación alcanzaría a la salud pública en la prevención de la exposición a esos contaminantes del agua", concluyeron los autores.

Reuters Health

Fuente: http://www.terra.com/salud/articulo/html/sal9977.htm

¿Por qué aumenta el riesgo de padecer cáncer bebiendo agua de red?

Traducción de Mónica Gómez Santos

Seis estudios recientes de unas 8.000 personas han revelado que un consumo elevado de agua del grifo incrementa el riesgo de padecer cáncer de vejiga en los hombres.

Los sujetos que bebieron más de dos litros de agua del grifo al día tuvieron un incremento del 50% de riesgo de padecer cáncer de vejiga que los que bebieron medio litro o menos. Se examinó agua procedente del grifo o de otras fuentes, como por ejemplo el café.

En otras bebidas no se encontraron los mismos riesgos asociados.

Extraído del Artículo aparecido en la revista médica "International Journal of Cancer" (Revista Internacional del Cáncer) el 15 de Abril del 2006.

Comentario del Dr. Mercola.

La mayoría de nosotros puede intuir que si el cloro es lo suficientemente tóxico para matar bacterias, y otras formas de vida potencialmente infecciosas, cuando se añade al agua, entonces puede que el agua del grifo no sea la bebida más saludable que existe.

Si compra una bolsa de espinacas nunca se comería la bolsa de plástico con la que la transporta desde la tienda hasta casa, ¿no? ¡Por supuesto que no!

La mayoría de nosotros no tiene una alternativa viable al suministro de agua municipal, por lo que nuestra agua contiene cloro. Pero, al igual que con las espinacas, podemos quitar la bolsa, es decir, el cloro, una vez que ha realizado su propósito.

No existe ninguna razón que justifique la ingesta de cloro, o de flúor, en el agua que consume. Sí, el flúor puede ser tan tóxico como el cloro.

Nuevas investigaciones confirman que los agentes cancerígenos se forman cuando productos químicos desinfectantes como el cloro entran en contacto con materiales orgánicos presentes en el agua, como los trihalometanos. Por esta razón, lavar los platos con jabones antibacterias con agua del grifo también puede suponer un riesgo para su salud.

No se engañe pensando que puede averiguar que el agua es sana por el olor, el sabor o por su aspecto. Algunos contaminantes presentes en el agua son tan peligrosos que se miden en “partes por millón” o “partes por billón”. En otras palabras, una única gota de estos venenos añadidos a litros y litros de agua puede ser muy dañino. Evite beber agua destilada porque su ionización, pH, polarización y potencial oxidativo no son adecuados. También roba minerales al cuerpo.

La mejor solución es instalar un Filtro de Agua para toda la casaSi no , también se está exponiendo al agua contaminada:

  1. Al ducharse o bañarse
  2. Al lavarse las manos
  3. Al hacer la colada
  4. Al lavar frutas y verduras
  5. Al fregar los cacharros

Fuente: http://www.dietametabolica.es/aguacancer.htm

 

Agua Clorada: Sinónimo de Cancer

Artículo del Lic. Eduardo Omar Bonvissuto

Por otro lado, en su aspecto químico, la CLORACIÓN del agua para potabilización produce compuestos clorados de diverso tipo y la concentración de estos es MUTÁGENA, GERATOGÉNICA y CARCINÓGENA a largo plazo.

Un estudio realizado por el Consejo para la Calidad del Medio Ambiente de los EE.UU., demostró que el riesgo de CÁNCER entre quienes BEBEN AGUA CLORADA es un 93% más alto que entre aquellos cuya agua no contiene cloro.

Se sospecha que la ducha es la causa primaria de los elevados niveles de CLOROFORMO en casi todas las casas, como consecuencia del cloro contenido en el agua (Lance Wallace, científico de la E.P.A. de EE.UU.)

Según Martín Fox, en su libro “Agua saludable para una vida más larga”, beber agua corriente tratada con cloro es peligroso, sino MORTAL, para la salud. Con una sola precaución – beber agua NO clorada- puede salvar miles de personas de enfermedades del corazón y del cáncer, los dos mayores asesinos degenerativos en los EE.UU..

Para Joseph M. Price, en “Coronarias, colesterol y cloro” dice “nada, pero nada, puede negar el hecho incontrovertible de que la causa básica de la ARTEROESCLEROSIS y de los ataques clínicos tales como ATAQUE CARDÍACO y la forma más común de APOPLEJÍA, ES EL CLORO el cloro contenido en el agua que ha sido sometida a proceso de potabilización.

Un estudio publicado por el “American Journal of  Public Heath” estima que el consumo prolongado de agua potable con cloro es el responsable del 9% de todos los cáncer de vejiga y del 15% en el caso de cáncer de recto.

Investigadores del Colegio Médico de Wisconsin de la Escuela de Salud Pública de Harvard concluyeron que es la combinación del cloro con contaminantes procedentes del suelo y la vegetación, presentes en el agua, la que produce su efecto cancerígeno. Cuando las aguas naturales son tratadas con cloro y entran en contacto con sustancias presentes en el humus (como restos vegetales o cañerías cuya estanqueidad no exista, por ejemplo), se producen los llamados TRIHALOMETANOS.

Estos contaminantes son comunes en el agua de superficie, como son los lagos, represas, ríos como el de la Plata, pero no ocurre lo mismo con aguas extraídas de pozos ya que no están en contacto con el humus superficial (Crónica, 30/05/93).

Los TRIHALOMETANOS en general, y el CLOROFORMO en particular (conocido carcinogénico), se encuentra en el agua potable como directa consecuencia de la práctica de la cloración, medida de salubridad aplicada desde largo tiempo atrás para la desinfección del agua potable, según Francis T. Mayo, director del laboratorio Municipal de Investigaciones del Medio Ambiente de EE.UU.

Estos compuestos que se forman a partir de la combinación del cloro con otros contaminantes orgánicos (30% en el río de la Plata) lanzados al agua, son los causantes del aumento del riesgo de contraer cáncer.

Donde el agua es bombeada de un acuífero que contenga materia orgánica o en redes defectuosas donde entren elementos contaminantes superficiales, esa agua tratada con cloro, presenta los mismos riesgos. Cuanto mayor es el cloro agregado, mayor la probabilidad de contraer cáncer de vejiga y de recto (Crónica, 18/02/93).

Según el Dr. Robert Morris, investigador del Colegio Médico de Wisconsin, “mientras más cloro se use, más peligrosa es el agua. La relación entre el cáncer y los subproductos resultantes del tratamiento del agua potable con cloro parece ser mayor a medida que se aumentan las dosis de cloro”.

La vejiga y el recto son especialmente vulnerables al cáncer debido a que ambos órganos almacenan residuos corporales durante largos períodos.

En los ríos subterráneos o acuíferos del mundo, la mayor parte de ellos contienen agua pura por naturaleza. Más del 90% del suministro total de agua potable del mundo procede del subsuelo según la Mater Control Federation.

La cloración - utilizada por las plantas potabilizadoras- se usa para matar gérmenes. “Existen otros procedimientos pero son muy caros” afirman en Aguas Argentinas.

Investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., descubrieron que el agua clorada duplica el riesgo de contraer cáncer de vejiga. La combinación de materia orgánica con cloro –como el cloroformo, que se extrae de las hojas de los árboles- ha causado CANCER DE HÍGADO.

Este tipo de plantas de tratamiento no está preparadas para procesar y anular  ciertos elementos infecciosos como el plomo, el arsénico, el radón (gas radiactivo), nafta y los nitratos.

El proceso utilizado “es bastante sencillo en nuestro país y se eliminan, en general, las partículas que están en suspensión y las que se pueden retener” afirman en Aguas Argentinas. Pero, ¿y aquellas que no son ni filtradas ni se les puede hacer ningún tratamiento y que son enviadas por la red a consumirse con toda tranquilidad?.

Un informe del P.N.U.D. (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) expresa que 1 de cada 6 niños tiene un nivel demasiado elevado de plomo en sangre.

Fuente: http://www.clearwater-tecnologia.com/es/agua_clorada.html

 

Ir Arriba

Publicado: 06/09/2016

cloro agua con cloro filtros de cloro filtros para cloro filtros para tanques de agua cloro en el agua